BODA EN GIRONA | PATRICIA & JAVIER

Si hablamos de lo que es quererse y celebrar una boda por todo lo alto, tenéis que conocer a Javier y Patricia. Literalmente.
Desde la primera reunión que tuvimos con ellos, supimos que no sería una boda cualquiera. Nos contaron los detalles que preparaban, pero también las sorpresas y en concreto, la sorpresa mejor guardada.

Optaron por hacer un first look antes de salir juntos de casa, y nosotros estamos tan felices de ver como poco a poco cada vez más de nuestros novios deciden dejar los convencionalismos a un lado y verse antes de la boda, que queremos tirar un poquito de confeti virtual por aquellos novios atrevidos que nos han pedido un first look en 2016!

En el momento en el que Erik se iba a la masía donde celebrarían la boda, con un secreto muy bien guardado bajo el brazo y yo me iba con ellos hacia donde empezaba la aventura, tengo que confesar que sentí esa mezcla de ilusión y adrenalina que hace que la vida valga la pena.
Y es que cuando les di el sí quiero y me comprometí a hacer aquello con ellos, no me imaginaba realmente lo que iba a ser. 
Cámara en mano llegamos al helipuerto donde les esperaba un helicóptero cromáticamente diseñado para ellos, opinión de fotógrafa. Cuando los nervios se quedaron en tierra, tanto Patricia, que me había confesado previamente que le daba un poquito de miedito volar, como yo, no podíamos dejar de maravillarnos.
La mayor de las sorpresas fue cuando al ir a aterrizar en la masía, Patricia se dio cuenta de que quien pilotaba no era realmente el piloto, si no Javier!

Como de sorpresas fue la cosa, los invitados, que no sabían de esa entrada, acompañados por Erik, también alucinaron bastante, y ahí empezó la fiesta que se alargó hasta la madrugada.
Tangos -con una novia argentina faltaría más!-, abrazos familiares entre lágrimas y mucha muchísima emoción.
Tenemos que decir en referencia a todo lo que allí vivimos, que nos ha quedado algo muy claro, y que pese a que sabemos que pocos lograréis entenderlo creemos que hoy, la distancia que existe entre dos hermanos, puede separar los cuerpos, pero no el corazón.
Estamos muy felices de haber podido capturar esos dos corazones unidos y este amor por todo lo alto.

Pst pst... seguro que Patricia y Javier os suenan de haberlos visto en su preboda, que podéis revivir aquí.

Vestido Patricia: Ada Novias | Flores y decoración: Kimi Flors i Detalls | Ilustración de las invitaciones: Eduardo Rodriguez | Convite y ceremonia: Restaurant Can Toscà | Pastel: Pastisseria Jormà
 

 

Photografeel Bodas - fotografía de boda natural
Girona - Barcelona - worldwide
Tarifas & Contacto