Mari & Aaron

El día de nuestra boda fue maravilloso porque era nuestro día, sin más. Pero los es más maravilloso aún cuando eliges profesionales que te lo harán recordar siempre. Andrea y Erik son muy profesionales en su trabajo pero también (o aún más) maravillosas personas. Transmiten durante su trabajo la tranquilidad necesaria para esos momentos y captan imágenes maravillosas para el recuerdo. Realizan un trabajo bonito, delicado y lleno de sentimientos.

Tienen la capacidad de que cuando vuelves a ver las fotos revivas cada una de las emociones que se sintieron, ¿no es eso maravilloso?


Andrea Nctestimonials